VERTEX - Revista Argentina de Psiquiatra
  Volumen XIII N48
Junio/Julio/Agosto 2002


   Descargue este nmero en su PC

  • SUMARIO:
    • Dossier: ENCUENTROS: PSIQUIATRIA Y OTRAS ESPECIALIDADES

      • Psicofrmacos coadyuvantes en el tratamiento del dolor
        E. M. Capmourteres, D. M. Finkel      Leer Resumen

      • Citoquinas y psiquiatra
        M. T. Guereo, R. A. Diez      Leer Resumen

      • Teraputica Hormonal de Reemplazo. Beneficios y riesgos
        A. M. Lapidus      Leer Resumen

      • Citocromo P450: un panorama desde la clnica
        S. A. Levin      Leer Resumen

      • Reacciones hepticas por psicodrogas
        V. Prez      Leer Resumen

      • Reflexiones de un mdico clnico acerca del lenguaje de los sntomas somticos
        A. Agrest      Leer Resumen




    • Introduccin

      Para tratar las enfermedades psiquitricas, junto a otros recursos, en nuestra especialidad utilizamos frmacos, en general, y no exclusivamente, psicofrmacos.

      As como los psiquiatras recurrimos cada vez con ms frecuencia a medicamentos que no son considerados tradicionalmente psicofrmacos (como los b bloqueantes, la clonidina, los antihistamnicos, etc.), al mismo tiempo, los psicofrmacos son utilizados para el tratamiento de patologas que son atendidas en otras especialidades (como es el caso del dolor, por ejemplo). Por otro lado, en los esquemas de potenciacin de psicofrmacos para el tratamiento de trastornos psiquitricos figuran con cierta frecuencia las hormonas. As, vemos que, como ocurre con la comprensin de los mecanismos fisiopatolgicos y con los fenmenos clnicos, tambin en la teraputica es cada da ms difcil seguir separando lo psi de lo no psi.

      A medida que la tecnologa y la investigacin avanzan, se incrementan las evidencias de que la enfermedad psiquitrica es un juego de interacciones donde el cuerpo anatomofisiolgico, a travs de distintos mecanismos, es central en el desencadenamiento o en el desarrollo de la patologa, contribuyendo, esta perspectiva, a la vigencia de las series complementarias descritas por Sigmund Freud.

      Es evidente tambin que para nuestros pacientes psiquitricos, sobre todo cuando son graves y de pocos recursos, el psiquiatra es el nico profesional de la salud al que consultan, lo cual nos plantea una responsabilidad an mayor de velar por su salud global a travs de la asuncin de un rol mdico integral.
      No es infrecuente, entonces, que el psiquiatra, siendo el nico profesional que visita el paciente, se vea confrontado con la deteccin de una enfermedad mdica o de un sntoma generado secundariamente por una dorga o una combinacin de ellas; la decisin de una derivacin a otro especialista con previos estudios complementarios; la necesidad de reorganizar programas medicamentosos complejos con eventuales interacciones farmacolgicas, etc.

      As como la psiquiatra y la psicofarmacologa avanzaron en estos aos, las otras especialidades mdicas tambin lo hicieron, unas y otras, en la direccin de una especializacin cada vez ms atomizadora de la clnica general.

      Por todo ello, juzgamos til, sin la pretensin de agotar la inmensa masa de informacin disponible, presentar en este Dossier una serie de artculos que exploran en diversos niveles aspectos ilustrativos de lo antes enunciado. Este acercamiento a temas de otras especialidades mdicas, se vuelve indispensable para incorporar un conjunto de conocimientos cada vez ms necesarios en nuestra prctica, de tal manera, que aunque se siga trabajando en equipo, podamos recordarlos, al decir del Prof. Alberto Agrest en su artculo como si fueran pensamientos propios.

      Iniciamos as lo que suponemos ser un largo y fructfero camino de dilogos e intercambios.